Reencauche Camión

1. Inspección inicial y selección.

Es una operación que permite una selección de los neumáticos presentados para reparación y/o reencauche que estén libres de defectos de fabricante, daños no reparables, edad excesiva, y rechazar neumáticos que no sean capaces de soportar otro servicio de reencauche. Para este fin, se cuenta con:

• Equipos de Inspección visual e inspección electrónica NDT-II que permite detectar agujeros imposibles de ver por el ojo humano.

• Equipo de inspección por Shearografía, que permite detectar separaciones en la estructura de la carcasa

2. Raspado.

Esta operación es efectuada para obtener 2 resultados:
Peeling o pelado: Consiste en remover una parte de la banda de rodamiento desgastada, según un perfil predeterminado.
Buffing o raspado: Consiste en obtener una superficie con grano o textura adecuada para recibir los productos crudos del proceso de reencauche y lograr la máxima adhesión.

3. Escariado.

Limpiar y preparar todas las partes deterioradas del neumático, sean ellas en el talón, flanco, hombro, y banda de rodamiento, debe ser realizada limitándose al máximo, la dimensión final de la herida.
Restaurar las características de la estructura.

4. Reparaciones

• Consiste en aplicar refuerzos de acuerdo a las características de los daños y de los neumáticos a reparar. La reparación debe permitir la reutilización del neumático en condiciones para las cuales fue concebido.
Contamos con la técnica de reparación con reposición de cuerdas de acero para neumáticos radiales.

5. Cementado

Suministrar la adhesión necesaria para mantener unida la banda precurada y la carcasa hasta que pueda ser vulcanizada.
Suministrar protección a la superficie pulida para evitar la oxidación y contaminación.

6. Rellenado de daños

Reconstruir el perfil de la carcasa en los puntos que fueron escariados o reparados por medio de colocación de goma de relleno, para dejar una superficie uniforme.

7. Embandado

Consiste en reponer de compuesto de rodado al neumático que entró al servicio de reencauche, mediante sistema de reencauche en frio que está dividido en dos pasos:
Aplicación de una lámina delgada de caucho sin vulcanizar llamado goma cojín.
Aplicación de la banda precurada.

8. Preparación de carga

Preparar el neumático para la vulcanización manteniendo hermético el sistema mediante la aplicación del envelope, cámara y protector.
Se realiza el control de hermeticidad del sistema mediante una prueba de vacío que nos asegura un vulcanizado sin fallas por ruptura de envelope.

9. Vulcanizado

Tiene como objetivo garantizar la unión definitiva de los productos crudos involucrados (banda de rodamiento, goma de relleno, goma cojín y cemento) con la carcasa.
Nuestras autoclaves aseguran el perfecto control de los parámetros de vulcanización.
Tres parámetros son indispensables para realizar esta operación:

• Presión.
• Temperatura.
• Tiempo.

10. Inspección final

Antes que el neumático reencauchado sea entregado al cliente este es inspeccionado exhaustivamente para verificar que se encuentre apto para entrar a servicio.